Atreverse

Dice don Miguel Ángel Cornejo que
Atreverse es arriesgarse en la vida por alcanzar lo que deseamos

 

Cuando éramos niños o jóvenes, el “atreverse”, no era una palabra que nos fuera inculcada o impuesta, era un accionar constante. No había nada que nos detuviera para lograr lo que deseamos, tanto en forma individual como del grupo o pandilla. Tanto es así que daba igual columpiarse en una depresión, sobre un río, sobre piedras o árboles como montarse en caballos a pelo e ir a dejarlos a media hora de nuestras casas y luego venirse caminando o jugar fútbol o bate u otro deporte desde las 2 de la tarde hasta el momento en que ya no había luz natural.

Que importaba, todo lo lográbamos hacer y que importaba que luego fuésemos castigados por nuestros padres porque no aparecíamos o porque llegábamos tarde o todos mojados por haber estado en un río nadando o con la ropa toda sucia o rota. Nada importaba y al día siguiente lo mismo.

Pero todo este ímpetu, toda esta adrenalina, todo este coraje, toda esta vida, se fue perdiendo para abrir paso a las responsabilidades y a la pérdida de nuestros sueños. Ya el “atreverse” se encontraba enmarcado dentro de un esquema de “eso yo no lo puedo hacer”, “que pereza”, “no tengo estudios”, “no tengo dinero”, “estoy enfermo”, y muchos más etcéteras.

El “atreverse” es lo que hace que uno salte del letargo, del confort, de la comodidad, del individualismo.

El “atreverse” es lo que hace que yo sea valiente, decidido, dispuesto y enfocado.

El “atreverse” es lo que hace que se obtenga el éxito, que salga adelante, que venza los obstáculos, que llegue a la meta.

El “atreverse” es lo que hace que me levante después de cada caída, de cada fracaso.

Si uno no obtiene resultados y sigue haciendo lo mismo, pues obtendrá lo mismo, cero resultados, es por ello que se requiere hacer un cambio de ver las cosas, de hacer las cosas, de enfocarse en lo que se desea, en seguir adelante sin importar las veces en que se ha fracasado, ya que, al hacer las cosas diferente, el único resultado es el éxito.

Es por tanto que le invito a que inicie su día con un “atreverse” a lograr pequeños pasos todos los días, mismos que formen parte de un plan a mediano y largo plazo. Debes saber con precisión que es lo que quieres, te gusta o deseas. Debes hacer aquello que te haga avanzar en tu plan, no dejarse llevar por el confort de una silla o de una cama.

Hay grandes ejemplos de acciones verdaderamente emocionantes y arriesgadas, que lograron alcanzar su cometido sin importar el sacrificio, los dolores y los fracasos anteriores.

 

Orville Wright, quien realizó el primer vuelo a motor el 14 diciembre de 1903.

 

 

El primer hombre en salir de una nave espacial y caminar por el espacio fue el ruso Alexei Leonor, quien observó a la tierra a una distancia de 500 kilómetros, el 18 de marzo de 19065

 

 

El atleta estadounidense de origen afroamericano, James Cleveland Owerns, quien participó en los juegos olímpicos de Berlín 1936 y ganó 4 medallas de oro en 100, 200, salto de longitud y 4×400.

 

 

 

La británica Margaret Maughan , primera medallista de oro paralímpico del Reino Unido en Roma 1960.

 

 

Todo este accionar es como cuando el agua se penetra en nuestra casa por el cielo raso, como solución inmediata ponemos un recipiente que recoja dicha agua, pero si pasan las horas o hasta los días, de seguro que el recipiente se llena. Pues así es cuando nos estamos enfocando en lograr alcanzar una meta, el hacer algo todos días nos llevarán a su logro. Son todos aquellos pequeños pasos, que uno a uno me hacen alcanzar el objetivo, el sueño, la meta.

ATREVETE y nos vemos en la cima.

Éxitos

José J Zúñiga Soto
https://josezunigas.com

{lang: 'es'}

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.