¿Cuál es tu deseo?

Keith Ellis en su libro “La Lámpara Mágica” nos comenta que “Antes de que consigas que tus deseos se cumplan,
debes decidir qué deseas. Cuando las personas no obtienen es lo que desean de la vida, suele ser porque no saben
lo que quieren. Trabajan, una semana tras otra, y sueñan con la buena vida, pero rara vez formulan una idea
clara de lo que aquella buena vida debiera ser. Aun siendo personas competentes y trabajadoras, carecen de
objetivos. Les han enseñado a disparar un arma, pero les han enseñado a apuntar.”

¿Cuál es tu deseo?

Recuerdas cuando nos preguntaban cuando éramos chiquillos, – ¿qué quieres ser cuando seas grande? –, y contestábamos rápidamente, que queríamos ser bomberos, policía, médico, astronauta, futbolista, etc, etc –.

Con el tiempo estos sueños se perdieron y ya fueron otros los que llegaron, en muchos casos para quedarse. De un momento a otro nos enamoramos y decimos casarnos y tener hijos, buscamos un trabajo y algunos fuimos a la universidad a estudiar lo que se podía o lo que nos gustaba, dependiendo de las posibilidades de nuestros padres y en otros del tiempo que nos quedaba después del trabajo.

Los que logramos ir a la universidad, aprendimos cantidad de conocimientos orientados a ser un buen trabajador y nunca para ser un emprendedor o un empresario y los que lo lograban era por la relación de sus padres, si ellos tenían un negocio o porque definitivamente tenían un deseo, un sueño que alimentaron y nunca olvidaron.

Es así que para convertirse en un emprendedor o en un empresario, primero que nada, se tiene que definir cuál es el deseo o lo que lo mismo, cuál es el sueño por el que decide enrumbar su vida.

Todo lo que existe nació de un deseo de alguna persona, que se propuso llevarlo hasta su realización y por tanto es a través de un deseo que también vamos a lograr alcanzar lo que nos hemos propuesto.

Formular un deseo presentable

Para que el deseo sea poderoso, debemos saber presentarlo a nuestra conciencia y a nuestro subconsciente.

Muchos de ellos fracasan porque solo lo pensamos y pasa el tiempo y no hacemos nada para que se haga realidad.

Inicia escribiendo tu deseo o tus deseos, los cuales pueden determinar mediante una lluvia de ideas y clasificado por prioridades hasta que llegues a determinar el más importante.

Para que logres hacer presentable tu deseo, sigue los siguientes pasos:

  • Anotarlo y mantenerlo siempre presente
  • Plantear algo específico
  • Fija un plazo para lograrlo
  • Diseñar algo que pueda ser medido
  • Desear solo aquello que se pueda controlar
  • Desear solo aquello que SI quieres
  • Iniciar tus deseos diciendo: Yo he decidido…
  • Tomar en cuenta el factor emocional
  • Ser breve
  • Creer en los resultados que vas a obtener
  • Iniciar la acción de inmediato

“Si no has creado un deseo presentable, dedica un momento y hazlo. Utiliza el método anterior. Anótalo. Especifícalo. Hazlo medible. Haz todo lo necesario para que se haga realidad. Luego, para a la acción inmediatamente para emprender el camino.

Hazlo ahora, y verás que tus deseos se hacen realidad a lo largo de toda tu vida”.

 

José J Zúñiga Soto
https://josezunigas.com

{lang: 'es'}

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.